Cuando sentimos ansiedad, nos está comunicando que no estamos viviendo en nuestro presente, que estamos atorados en el pasado o viviendo con miedo al futuro. Al no escucharnos, actuamos en contra de nuestros verdaderos deseos y vamos acumulando toxicidad en nuestro ser y esto con el tiempo no provoca depresión.

Por otro lado, una cosa es sentirnos deprimidos y otra muy diferente es sentirnos tristes; sobre todo hoy en día con todo lo que esta pasando, ¿quién no se va a sentir triste? Sentir tristeza esta bien, nos muestra lo profundo que son nuestros sentimientos hacia los demás y hacia el mundo que nos rodea, el problema es cuando nos quedamos atorados en ella y la utilizamos como un “pretexto” para caer en el victimismo y no avanzar en la vida.

Te cuento que en lo personal, la filosofía milenaria, Ayurveda, me ha enseñado poco a poco a salir de mi estado de negatividad, he aprendido a entender, observar y sentir mis emociones, en lugar de escapar de ellas.

La respiración es nuestra herramienta más poderosa para regresar al presente y relajarnos, ya que es el puente que une a nuestra mente con nuestro cuerpo. Realiza respiraciones muy profundas cuando te sientas estresado o ansioso.

Estos son algunos ejemplos de cómo puedes utilizar tus cinco sentidos para regresar al presente y reaccionar de manera tranquila a las adversidades de la vida:

LOS CINCO SENTIDOS

1.- Cuida lo que ves. Apaga la televisión, deja de ver los programas con imágenes demasiado violentas, o dramáticas, estos mensajes se van quedando en tu subconsciente y te aseguro que no te hacen ningún bien. Cambia los colores de tu casa por colores agradables y relajantes. Manten limpio y ordenado tu espacio.

2.- Date un masaje todos los días al bañarte, cuida tu higiene personal y manten tu ropa limpia aunque ¡no vayas a salir de casa! Quedarte en casa no es pretexto para no asearte y verte bien. Arreglate para ti.

3.- Otra vez, apaga la tele y las estaciones de radio que te alteran y cambia por música divertida, que te haga sentir bien y te suba el ánimo. ¡Deja de escuchar canciones para cortarte las venas! En cambio, busca música que te haga sentir alegre y con ganas de mover el cuerpo.

4.- Manten tu casa fresca, limpia y con aromas agradables para ti. Hay cientos de aceites esenciales, inciensos y velas que puedes utilizar para aromatizar tu hogar. Siempre ten flores recién cortadas o plantas dentro de tu espacio. Antes de dormir, pon un poco de aceite esencial de lavanda en las sábanas, esto te ayudará a conciliar el sueño más rápido y profundo.

5.- Cuida de tu salud bucal haciendo gárgaras de aceite de coco, una cucharadita es suficiente. Prueba tus alimentos antes de tragarlos, escucha lo que tus papilas gustativas te están avisando y ¡haz caso!

Conoce los cursos, programas y sesiones digitales y en persona

Visita mi blog: